Laura Cortez durante su actividad como tutora

TURLOCK, CALIFORNIA-- En nuestra comunidad existen estudiantes con riesgo de dejar los estudios debido a diferentes factores. Por ejemplo, estudiantes cuyos padres trabajan en agricultura. Muchos de estos escolares llevan vidas difíciles al tener que mudarse de instituto en instituto durante el año escolar puesto que el trabajo de sus padres es temporal.

El ser tutora me ha ayudado a descubrir que estos estudiantes son afectados no solo académicamente sino también emocionalmente.

El Programa de Mini-Corps,  situado en el edificio Demergasso-Bava Hall en CSU-Stanislaus,  da la oportunidad a estudiantes universitarios de ser un medio para salvar la educación de un niño. Este programa tiene como enfoque atender las necesidades académicas de alumnos del grado K-12.

Ser tutor te da la oportunidad de compartir amor, apoyo y motivación a aquellos niños y adolescentes quienes lo necesitan. Estudios han comprobado que los estudiantes hijos de  agricultores tienen más dificultad de concentrarse en la escuela por el hecho de no tener un hogar estable.

Cada vez que la temporada de cultivo se termina los padres se ven forzados a encontrar un nuevo lugar para trabajar; la mayoría de las veces esto implica cambiarse de domicilio. No me cabe la menor duda que los padres migrantes quieren lo mejor para sus hijos; sin embargo, no tienen el privilegio de rechazar un trabajo. Esta es la razón por la cual siento la responsabilidad de motivar y ayudar a los estudiantes a creer en sí mismos.

Otro de los objetivos de los tutores de Mini-Corps, es informar a los estudiantes que incluso cuando los padres trabajan en el campo, asistir a una universidad es posible. En mi trabajo, me aseguro que los estudiantes y los padres sepan que hay muchos recursos en nuestra comunidad que ayudan a los estudiantes a tener éxito en su educación, uno de ellos es, precisamente, ser parte del programa Mini-Corps.

Este programa prepara a estudiantes universitarios quienes van a ser futuros maestros a dar  lo mejor de ellos y a la misma vez  motivar a niños en riesgo de dejar la escuela.  

La mejor satisfacción que puede recibir una persona es darse cuenta que ha hecho una diferencia en la vida de alguien. Soy una representante de la población de estudiantes migrantes; por lo tanto como tutora y ser humano, siempre estoy ahí para apoyarlos. Y como dice el comercial de radio, " cuando un niño avanza en la escuela, la comunidad progresa".  

Nota del editor: Para mayor información sobre el programa Mini-Corps, contacte a la autora de este texto: lcortez1@csustan.edu

(0) comments

Welcome to the discussion.

Keep it Clean. Please avoid obscene, vulgar, lewd, racist or sexually-oriented language.
PLEASE TURN OFF YOUR CAPS LOCK.
Don't Threaten. Threats of harming another person will not be tolerated.
Be Truthful. Don't knowingly lie about anyone or anything.
Be Nice. No racism, sexism or any sort of -ism that is degrading to another person.
Be Proactive. Use the 'Report' link on each comment to let us know of abusive posts.
Share with Us. We'd love to hear eyewitness accounts, the history behind an article.